Una niña de 11 años ha muerto después de ahogarse, el sábado pasado, en la piscina de Aldaia, en Valencia. La menor ha muerto este viernes en el hospital de la Fe de Valencia, donde estaba ingresada en estado muy crítico desde que la rescataron, ya inconsciente, de la piscina.

La niña estaba pasando el sábado con su padre y su hermana pequeña en la piscina cuando, por motivos que se desconocen, se ahogó en el agua. Dos socorristas de la piscina la sacaron del agua y avisaron la ambulancia.

Los sanitarios reanimaron a la niña y la llevaron al hospital, donde fue operada y ha sido ingresada toda la semana en estado muy crítico hasta que este viernes ha acabado falleciendo, según recoge Levante.

La policía ha abierto una investigación para aclarar los hechos y, de hecho, los dos socorristas de la piscina han sido llamados a declarar. De momento, sin embargo, no han trascendido detalles de esta investigación.

Conmoción en Aldaia y en Alaquàs

Mientras tanto, la muerte de la niña ha conmocionado tanto Aldaia como Alaquàs, la población donde vivía la niña. Se han multiplicado los mensajes de apoyo en las redes sociales, sobre todo teniendo en cuenta que la familia está vinculada al mundo de la cultura, a través de la Unión Musical, y a la escuela Virgen del Olivar, donde estudiaba la niña.