Un futbolista que juega a la primera división española ha sido el protagonista de un aparatoso accidente en el que ha destrozado su coche, un lujoso deportivo Porsche 911 con un precio de al menos 120.000 euros.

Rubén García, uno de los titulares indiscutibles del CA Osasuna de Pamplona, se estrelló la pasada noche contra una farola en la calle del Sadar, muy cerca del estadio donde juega su equipo.

El futbolista salió ileso y dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas

Según parece, el joven futbolista, nacido en Xàtiva, en València, hace 26 años, perdió el control de su coche a las doce y veinte minutos de la noche y chocó contra una farola. El coche acabó en medio de la acera.

El jugador salió totalmente ileso del accidente y dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas, según Navarra.com. Todo apunta, pues, que el exceso de velocidad es la causa de este accidente, una teoría que también ha abonado la Policía Local de Pamplona con un tuit en que recuerda que "las calles de nuestra ciudad no son una pista para realizar tests de velocidad".

Uno de los puntales de Osasuna

El joven futbolista ha podido entrenarse con normalidad este viernes por la mañana, preparando el partido del domingo contra la Valencia. Rubén García es uno de los indiscutibles del equipo navarro, donde llegó hace dos temporadas desde el Levante.

El año pasado fue uno de los puntales del equipo, que fue campeón de Segunda División y consiguió el ascenso a la primera categoría del fútbol español, y también lo está siendo este año, en que ha jugado siete partidos y ha marcado un gol.

ruben garcia osasuna

Rubén García juega como mediopunta en el Osasuna / CAO