Un conductor kamikaze ha provocado un gran accidente en el Eixample de Barcelona. El choque habría provocado a siete heridos, entre los cuales hay una niña de 10 años. Todos han sido trasladados a un hospital.

El hombre iba a gran velocidad por la calle Urgell de Barcelona con un vehículo todoterreno y se ha saltado varios semáforos. La Guardia Urbana lo ha detenido después de que diera positivo en opiáceos a las pruebas de drogas.

Según parece, el conductor habría tenido una discusión con un motorista en el cruce entre las calles Urgell y Diputación y lo ha atropellado, dejándolo herido. El coche ha seguido circulando a lo largo de dos cruces más, hasta que se ha detenido en la esquina con la calle València.

En este último cruce es cuando el coche se ha detenido y la Guardia Urbana lo ha detenido. Primero lo han retenido unos ciudadanos y después los agentes lo han detenido. Según los testigos, lo han tenido que reducir porque estaba visiblemente nervioso, y solo llevaba un bañador.

El accidente ha obligado a cortar la calle Urgell durante más de dos horas. Sobre las siete y media la grúa se ha llevado los vehículos afectados, algunos de los cuales han acabado con daños importantes, y al cabo de media hora la vía ya ha quedado limpia.

guardia urbana kamikaze eixample

El cruce ha quedado limpio sobre las ocho de la noche / Lo Caso

Similitud con la agresión del viernes por la noche

Este caso, con un conductor enfurecido que atropella a un motorista y huye a toda velocidad, tiene ciertas semejanzas con la agresión que sufrió otro motorista el viernes por la noche y que ha adelantado ElCaso.com. A pesar de la coincidencia y la proximidad geográfica, en todo caso, el vehículo era diferente: el viernes se trataba de una furgoneta negra y, en cambio, el de este sábado ha sido una ranchera gris. Los dos vehículos, eso sí, eran bastante nuevos.